+ Puntuar

  • Puntaje editor

    9.5
  • Puntaje usuarios

    9.0
Ori and the Will of the Wisps (XBLA)
Pablo Leotta
Redactor
Pablo Leotta / Jensen

Desde 1988 que tengo los recuerdos más antiguos de mis primeros contactos en arcades de la talla de Double Dragon, Out Run o Shinobi, la pasión por los videojuegos no ha decrecido ni un ápice. Siempre desde mi perspectiva personal espero brindar solo un punto de vista, nunca una verdad inobjetable. Leer más »

Email: pleotta@playnomore.com
24 de Marzo del 2020

Análisis de Ori and the Will of the Wisps - XONE

La obra maestra imperfecta de Moon Studios.

Cinco años atrás me tocó la agradable tarea de revisar un nuevo juego exclusivo de Xbox One llamado Ori And The Blind Forest. En aquel entonces quedé maravillado con su presentación, jugabilidad, música y propuesta. Hoy me toca probar su continuación y créanme cuando les digo que, si bien el factor sorpresa se perdió, el juego mejoró en casi todos los apartados, redondeando una nueva obra maestra.

Uno de los aspectos más impresionantes de esta secuela es la jugabilidad. Ori ha evolucionado de una forma impresionante, presentando en esta oportunidad un abanico de posibilidades que dejan en pañales a la aventura anterior. Claramente lo más conseguido se refiere al apartado del combate en el cual, lejos de ofrecernos una sola opción como en el juego anterior, ahora tenemos variedad y calidad.

El nuevo Ori puede hacer uso de una especie de espada, que de seguro será nuestra arma principal. La misma permite combates más intensos y estructurados. También contamos con un golpe contundente con lo que pareciera ser un martillo, con el cual incluso podemos realizar un ataque hacia el suelo que repercute en varios enemigos a la vez.

Para los ataques a distancia Ori puede usar un arco de luz, tirando hasta 3 flechas a la vez. Este arco será imprescindible, no solo para atacar si no también para activar ciertos mecanismos que nos permitan continuar en el escenario. Hasta podremos lanzar fuego de nuestras manos, pudiendo dañar, incluso, a varios enemigos juntos. Además podremos enfrentar a varios enemigos a la vez, de varios tipos (terrestres y voladores, por ejemplo) lo que se traducirá en peleas apasionantes, casi coreográficas, para las cuales deberemos elaborar distintas estrategias, haciendo este apartado más profundo y entretenido.

Todos estos ataques se van desbloqueando progresivamente. Y es que esa es la pauta de este juego a lo Metroid; a medida que avanzamos y llegamos a ciertos lugares liberamos poderes o habilidades que nos permiten llegar a zonas que antes no podíamos, tal cual sucedía en el juego anterior, pero con un diseño de niveles de antología.

Hay niveles de hielo, zonas de poca luz donde la oscuridad nos puede consumir y hasta escenarios donde deberemos desplazarnos por la arena para llegar de una punta a la otra (algo que honestamente me hizo recordar a Maridia, de Super Metroid). Todo con un fuerte sentido plataformero, como no veía en mucho tiempo.

Ori se desplaza velozmente y con un atletismo envidiable, lo que hace al juego bastante rápido y sumamente entretenido de jugar. Además, contamos con situaciones donde deberemos escapar haciendo uso de estas habilidades con una precisión casi quirúrgica que nos hará putear más de una vez, pero nunca abandonar el juego. O sea, la frustración existe, pero no es fulminante.

Lo más acertado del aspecto plataformero de Ori es la invitación a resolver cada situación como si fuera un puzle. Los saltos y audacias del personaje se transforman en la llave permanente para seguir adelante, ya sea usando un ataque de proyectil a nuestro favor para impulsarnos más alto o, incluso, devolvérselo a quién nos ataca. 

Estas habilidades y ataques se manejan de forma muy intuitiva a nuestro antojo, ubicándolas dentro de los 3 botones disponibles para asignarlas, pudiendo cambiarlas con otras en todo momento. Ori no deja nada a la suerte, todo está meticulosamente planeado.

El juego cuenta con una gran participación de NPC's que nos regalan decenas de misiones secundarias, ausentes en el juego anterior. Y lo más interesante es que el juego nos obliga de tanto en tanto a volver a hablar con varios de estos personajes que están merodeando el mapa para ver el progreso de algunas de estas misiones. No solo tenemos misiones que se terminan con una acción. Algunas requieren un seguimiento más prolongado, como cuando ayudamos al jefe de una aldea a mejorar la calidad de vida de la misma. Esto se logra consiguiendo unos materiales con los cuales desbloquearemos varias de estas mejoras, que incluso no solo sirven para los personajes que viven en esa zona, si no que nos sirven a nosotros a la hora de desplazarnos por la misma.

Y hablando de personajes, algo que no estaba presente en la aventura de 2015 eran las peleas con los jefes de zonas. En Ori And The Will Of The Wisps contamos con monstruos impresionantes, de gran tamaño, que pondrán a prueba nuestras habilidades y, ¿porqué no?, nuestra paciencia, aunque debo reconocer que no me resultaron del todo dificiles.

También en el plano jugable, algo que se extrañaba en el título anterior era el autosave. No es una opción revolucionaria ni nada del otro mundo, pero se agradece el detalle de no tener que estar preocupándose por salvar de tanto en tanto para no perder el progreso ante las inevitables (y cuantiosas) muertes que sufriremos a lo largo de las 15 horas promedio que puede durar la aventura. 
En lo que se refiere al apartado artístico, Ori derrocha calidad por los cuatro costados. Claramente está por encima del juego anterior gracias a un mayor colorido, mejores animaciones, mayor cantidad de enemigos en pantalla, mayor variedad en los escenarios, impresionantes efectos de luz y explosiones y un largo etcétera para los cuales no me alcanzan los elogios. Ori es un juego hermoso en todo sentido y siempre estaremos absortos mirando la pantalla ante cada nuevo escenario que visitamos.

Gareth Cocker vuelve a componer la música en Ori 2, logrando un trabajo impresionante pero que creo que fue más acertado en el juego anterior. No encontré tantos momentos en esta nueva aventura donde la música me dejara tan maravillado como antes. De cualquier forma, la ambientación que logra en cada rincón del mapa es apabullante.

Antes de terminar, lamentablemente, debo hablar de la mancha negra que no permite a esta versión de Ori 2 ser el juego perfecto que debiera. Y es que el rendimiento, algo vital para una experiencia inolvidable, es un punto en contra en Xbox One. Más allá de que el juego no llegue a los 60 fps, lo cierto es que se hace un tanto desesperante cuando se tilda todo el tiempo. Ya sea en un salto o cuando queremos usar el mapa, no es nada agradable ver cómo se congela la pantalla por 5 segundos cada dos por tres. El juego crasheó una sola vez, pero fue mayor la lucha por mantener un ritmo aceptable que por poder terminar la aventura. Es una lástima, realmente, porque empaña un poco el resultado ver que esta secuela no estuvo pensada para esta plataforma, como sí lo estuvo el juego anterior, cuyo rendimiento en la misma consola es impecable.

Y esto saca a relucir otro inconveniente un tanto molesto que es el mapa. El juego es un laberinto constante con demasiados atajos y caminos que requiere que estemos viendo el mapa prácticamente cada 10 segundos, lo que corta esa noción vertiginosa que genera su propia naturaleza. No estaría mal tener un minimapa en la pantalla principal al cual se pueda consultar sin tener que estar accediendo a la pantalla del menú constantemente.

Conclusiones


Ori And The Will Of The Wisps es una aventura fascinante y sumamente entretenida de jugar. Es un cuadro que cobra vida y nos invita a un mundo mágico plagado de obstáculos, personajes y situaciones imborrables. Un juego que lleva al género a su nivel más alto y que, a pesar de un rendimiento un tanto lamentable, sigue siendo una obra maestra que ningún fan de las aventuras de plataformas o, más bien, ningún amante de los videojuegos debiera perderse, más aún estando gratis con Game Pass.


Lo mejor
· Jugabilidad.
· Gráficos.
· Sonido.
· Historia.
· Desafío.
· Gratis con Game Pass.

Lo peor
· El rendimiento técnico.
· No tener un minimapa en la pantalla de juego.
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
Ori and the Will of the Wisps (XBLA)
Galerías
Ori and the Will of the Wisps (XBLA)
  • Empresa
    Moon Studios.
  • Origen
    Austria.
  • Fecha de lanzamiento
    11 de Marzo de 2020.
  • Plataformas
    ONE, PC.
  • Descripción

    Anunciado durante la conferencia de Microsoft en la E3 2017, es una nueva entrega luego de la aclamada aventura de plataformas en 2D Ori and the Blind Forest. Seguirá el mismo estilo, con un hermoso arte, nuevo sistema de combate, jefes y más.

Análisis mas votados

Todos | PC | PS4 | ONE | PS5 | SERIES X | PS3 | 360 | SWITCH | WII U | PS VITA | 3DS
>Juego >Puntaje