Análisis de Nioh 2 - PS4 Volver arriba

+ Puntuar

  • Puntaje editor

    9.0
  • Puntaje usuarios

    9.0
Nioh 2
Gabriel Pizarro
Redactor
Gabriel Pizarro / Gabriel

Tenía una frase muy cool, pero se perdió y nunca volverá a ver la luz. Leer más »

Email: prensa@playnomore.com
13 de Marzo del 2020

Análisis de Nioh 2 - PS4

Team Ninja está de vuelta con su particular visión de la Historia de Japón, repleta de yokai y samurai. ¿Alcanzará para superar al primero?

Soulslike, pero no tanto


Hace ya un tiempo que los juegos del estilo Dark Souls están dejando atrás la mera copia del sistema, y están haciendo del “soulslike” un subgénero hecho y derecho en cuanto a los RPG de acción, y uno de los mejores exponentes de esta movida ha sido Nioh, el título de Team Ninja, que ahora nos presenta su segunda entrega. Tanto en el primer juego como en el segundo, se ve muy clara la influencia de los juegos de From Software: el uso del online y la comunidad para crear una experiencia cooperativa y pvp; la dificultad elevada pero gratificante; y el hecho de que morir, significa perder todos los puntos de experiencia, los cuales deben recuperarse en el mismo lugar donde caímos.
Todos estos elementos están presentes en Nioh 2, pero con la pequeña vuelta de tuerca de que no es necesario estar conectados para ayudar en el juego de otro. Basta con dejar una seña que actúa como avatar para el resto de los jugadores, el cual puede invocarse como un NPC aliado. O, por otra parte, cada vez que morimos dejamos la misma marca, pero para invocarse como NPC enemigo.

Si bien este concepto es interesante, no alcanza por si solo para destacarse. Las otras dos características que separan a Nioh 2 (y su predecesor) de otros similares, es su historia y particular visión del pasado japonés y su intrincado sistema de combate.

El Japon de los clanes en guerra


Team Ninja eligió como escenario de sus juegos uno de los períodos más interesantes de la Historia japonesa: el proceso de unificación que culminó con la instauración del Shogunato Tokugawa. En Nioh 2, que bien puede considerarse una precuela del primero, nos encontramos en los inicios de este proceso, adentrándonos en la campaña de Oda Nobunaga. Ahora bien, no es Nioh el primer título que toma períodos históricos reales para su campaña, pero lo interesante aquí es la particular mezcla que se hace con el rico mundo mitológico del folklore japonés. En Nioh, casi todos los personajes importantes son protegidos por un kami (dios, o espíritu beneficioso de la naturaleza) que les permite utilizar ciertas habilidades sobrenaturales.
Mientras tanto, los campos de batalla y zonas asoladas por la guerra, no solo están repletas de samurai y bandidos, sino también de yokai (espíritus y demonios, en general, malignos o dañinos). Y luego tenemos a el/la protagonista del juego: un/a mitad yokai, mitad humano que además está protegido por un kami.

Todo esto da un coctel para una historia por demás interesante, pero un problema que Nioh 2 arrastra de su predecesor, es que si bien todo lo que pasa alrededor del protagonista es muy atractivo, la historia misma del personaje principal nos deja con gusto a poco. En esta nueva entrega ya no tendremos un personaje predeterminado, sino que se nos ofrece una herramienta de creación.

Esto es sin duda una buena idea, especialmente por la amplitud de opciones. Sin embargo, se paga un costo muy alto por tener un personaje diseñado a nuestra medida: terminamos con un protagonista silencioso que funciona como un mero puente para el desarrollo de una historia mucho más rica y con personajes mil veces más carismáticos. Si, el/la protagonista está incluida en esa historia, pero al no tener más atisbo de personalidad que su habilidad en combate, termina importando muy poco lo que pase con él/ella.
Pero bueno, es solo un pequeño bajón en un mundo e historia por demás interesantes, que saben bien como mezclar lo colorido y alegre con temas y escenas mucho más sombrías.

El mismo combate, con algo de condimento


“Si no está roto, no lo arregles”, es una frase que se suele escuchar seguido en el mundo de los videojuegos, y no tengo mejor ejemplo que Nioh para representarlo. En el primer juego nos ofrecieron un sistema de combate intrincado, que daba al juego una enorme personalidad y rejugabilidad. En Nioh 2 este sistema está de vuelta, un poco aumentado y mejorado.

En escencia, la base del combate es que tenemos tres posturas con cada arma cuerpo a cuerpo: una postura baja, rápida y desequilibrante pero que hace poco daño; una postura media, equilibrada y defensiva; y una postura alta, potente pero abierta. No importa el arma que tengamos, las tres posturas son comunes a todas, con la salvedad que el movimiento sí depende del tipo de arma.
La cosa, sin embargo, se hace más compleja, ya que a medida que invertimos tiempo en el uso de un arma en particular, obtenemos puntos de mejora que potencian los combos y habilidades de combate. De esta manera, si, por ejemplo, usamos principalmente la katana, nos volveremos extremadamente mortales con esta arma, pero no con otras. Del mismo modo, también tenemos habilidades un poco más místicas, como ninjutsu y omnyo, que mejoran a medida que usamos elementos ninja o mágicos.

Nioh 2 por un lado expande en la cantidad de tipos de armas que podemos utilizar. A las originales (katana, tachi, hacha de combate, lanza y kusarigama) se les suman la doble hacha de mano, la o-dachi (una enorme katana), y el “switchglave”, un arma capaz de transformarse de cuchilla, a alabarda y a hoz con cada postura, en una clara referencia a Bloodborne. Todo esto hace que la jugabilidad crezca enormemente, ya que con cada juego nuevo, la mecánica de combate cambia muchísimo.
A este sistema, se le agrega una herramienta nueva: poderes yokai.

Cada vez que matamos a un yokai, existe una chance de que deje tras de sí un “nucleo yokai” que, al equiparlo junto a nuestro kami protector, nos permite utilizar el golpe especial del monstruo particular. En el primer Nioh podíamos transformarnos en una versión más poderosa gracias al kami. En Nioh 2 esto sigue estando, pero los poderes yokai los podemos utilizar por fuera de la transformación gracias a la barra de “anima”. No es mucho, pero es una pequeña mejora a un sistema ya de por sí muy completo.


Conclusiones


Team Ninja lo ha hecho de nuevo. Si bien Nioh 2 cambia poco respecto a su antecesor, aún así nos entrega una de esas experiencias difíciles y gratificantes que tanto nos gusta a los fans de Dark Souls y similares; pero con su propia identidad. El sistema de combate, como siempre, es destacable, y si bien los nuevos poderes yokai tienen algunas cosas a corregir (la utilidad de la mayoría de ellos, más que nada) es una adición interesante que hace aún más abierto el combate. El único punto realmente negativo, es el poco desarrollo del personaje principal. La historia que acompaña es muy buena, pero el protagonista no es más que un avatar. De todas formas, esto no alcanza para empañar demasiado a un juego que nos puede dar horas y horas de diversión. Si les gusto Nioh, la segunda parte es compra obligada. Si les gustan los Dark Souls, es compra obligada también. Y si les gusta la historia de Japón... ¿saben qué? Vayan a jugar Nioh 2.


Lo mejor
· El sistema de combate.
· La mezcla de Historia con folklore.
· La rejugabilidad.

Lo peor
· El poco desarrollo del personaje principal.
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
Nioh 2
Galerías
Nioh 2
  • Empresa
    Team Ninja.
  • Origen
    Japón.
  • Fecha de lanzamiento
    13 de Marzo de 2020.
  • Plataformas
    PS4.
  • Descripción

    Fue anunciado durante la conferencia de Sony en la E3 2018. Publicado por Koei Tecmo, nuevamente estaremos en un Japón alternativo, invadido por seres fantásticos. Deberemos hacerles frente en esta aventura de acción y rol.

Análisis mas votados

Todos | PC | PS4 | ONE | PS5 | SERIES X | PS3 | 360 | SWITCH | WII U | PS VITA | 3DS
>Juego >Puntaje