Análisis de Daymare: 1998 - PS4 Volver arriba

+ Puntuar

  • Puntaje editor

    7.0
  • Puntaje usuarios

    7.0
Daymare: 1998 (PSN/XBLA)
Gabriel Pizarro
Redactor
Gabriel Pizarro / Gabriel

Tenía una frase muy cool, pero se perdió y nunca volverá a ver la luz. Leer más »

Email: prensa@playnomore.com
06 de Mayo del 2020

Análisis de Daymare: 1998 - PS4

1998 en mucho mas que el nombre

De fans para fans


Aquellos gamers de 30 para arriba, los que vivieron a pleno la quinta generación de consolas, y particularmente en PlayStation, seguro se acordarán de lo que fue la época dorada de los survival horror con Resident Evil a la cabeza, y de cómo se transformó el género a partir del RE4 (que será un juegazo, pero no hay dudas que marcó un camino que muchos no apreciamos... pero bueno, eso queda para otro momento). También recordarán que aquella fue la última generación en que pudimos ver una gran cantidad de “clones”. ¿A qué me refiero? A aquellos juegos de poca o media producción que aprovechaban un género que se estaba poniendo de moda, y copiaban mécanicas y estilos para sacar sus propias versiones, algunos con mejor recepción que otros. A medida que la producción de juegos se fue encareciendo, estos “clones” fueron desapareciendo, o fueron relegados más que nada al terreno indie.
Daymare 1998 nos trae el recuerdo de todo eso: tanto del survival old school, como de los clones más descarados. Surgido originalmente como una remake no oficial de Resident Evil 2, fue mutando hasta convertirse en un juego por derecho propio. Dicho esto, la “inspiración” en la famosa saga de Capcom es más que notable. Por supuesto, los creadores reconocen y admiten esto a lo largo del juego: “La imitación es la mayor y más sincera forma de halago”, después de todo.

Durante la partida, encarnaremos a tres personajes, cada uno tratando de sobrevivir a la pesadilla que cae sobre un pequeño e idílico pueblo de Estados Unidos (por supuesto), controlado por una corporación farmaceutica (claro), víctima del escape de un virus (y sí) que convierte a la gente en “zombis” (¡no me digas!). Mientras navegan por diversos escenarios infectados de infectados (je), irán descubriendo los oscuros secretos de la Corporación Hexacore.
Hasta aquí, nostalgía a full. Pero, ¿hasta qué punto logra Daymare capturar ese encanto de los viejos survival horror? Bueno, eso me resultó bastante más complejo de analizar de lo que esperaba.

Lo malo: bastante malo


Empecemos a pegarle un poco: lo primero que nos llama la atención es el nivel gráfico. Lo de 1998 no es solo el nombre, sino que parece que lo quisieron llevar al diseño. ¿Se acuerdan de las escenas cinematicas de algunos RPG de SquareSoft, como por ejemplo, Parasite Eve?, ¿se acuerdan de esos personajes con pieles y ropas lisas, casi sin texturas, que parecián hechos de cera? Bueno, eso es el diseño de personajes de Daymare. Son feos con ganas, al punto de ser incómodos de ver. Es entendible teniendo en cuenta lo ambicioso del proyecto y el poco presupuesto que habrán tenido los desarrolladores, pero al menos a los personajes podían darles un poquito de amor. En comparación, los zombis se ven bastante bien... con eso les digo todo.
La otra cosa muy negativa son los controles: más duros que Maradona gritando un gol. Cuesta moverse. Cuesta apuntar. Realmente están poco calibrados y más de una vez te van a jugar en contra cuando necesitás una reacción rápida, y en vez de esos te encontrás en los brazos de un zombi. Una cosa es darle dificultad a un juego, otra es que sea difícil porque los controles la complican. Dicho esto, no imposibilita jugar, y a la larga te acostumbrás, pero eso no quita que sean duros.

Por último está el siempre presente tema glitches. Algunos son clásicos: enemigos que se traban o clipean. Otros, mucho más molestos, como que se borren las paredes o que cuando vas a cargar un checkpoint el juego te lleve mucho más atrás, y tengas que hacer todo de nuevo. Esto último no sería mucho problema si hubiese más lugares donde grabar manualmente, pero estos son muy escasos, y recomiendo fuertemente que lleguen a uno de estos save room antes de dejar de jugar, o se van a cruzar con una desagradable sorpresa.

Lo bueno: sorprendentemente bueno


Cuando empecé a jugar Daymare, y me encontré con esos controles duros, y fila tras fila de personajes feos (¡FEOS!), me dije: “preparate para matar a este juego”. Luego seguí jugando. Y lo empecé a disfrutar. Y me empecé a sorprender. Porque a pesar de todas sus fallas, Daymare hace algunas cosas de forma genial, al punto que realmente logró transportarme a la edad de oro de los survival.
Por empezar, el diseño de los niveles es sorprendentemente bueno. Hay ciertas inconsistencias gráficas entre unos y otros, pero todo lo que es urbano, y especialmente dentro de edificios, está realizado con muchas ganas y amor. Tal vez, al ser estáticos, los problemas que sufren los personajes, no lo sufre el entorno. Mención especial para las calles de la ciudad y el hospital. Da gusto recorrer la mayor parte de los escenarios.

Otra de las cosas que me sorprendió gratamente son los puzles. Hacía años que no tenía que frenar todo y sentarme a pensar; si, hasta tuve que sacar lapiz y papel para resolver algunos. Me trajo todos los recuerdos de esas épocas en las que un acertijo te podía complicar la vida, y encima lo más probable es que no tuvieras internet a mano para resolverlo si no podías, y hubiese que esperar a que saliera aquella revista con todas las soluciones. Me encantó. Es raro ver ese nivel hoy en día.
La historia es muy cliché, pero está bastante bien relatada, especialmente porque mucho de lo que pasa lo sabemos por los famosos archivos. Hay muchos y desperdigados por todos lados, y sentís como te vuelve a crecer la curiosidad cada vez que das con uno, porque querés saber qué es lo que está pasando.

Y por último, como había dicho al principio de esta reseña, se trata de un juego de fans para fans. La cantidad ENORME de referencias a juegos y películas de terror y ciencia ficción dando vueltas por todos lados, te hace dar ganas de escanear cada escenario minuciosamente para no perderte de nada. Un regalito que agrega bastante más de lo que parece a la experiencia general.

Y al final, lo inclasificable


Les comenté que los controles eran duros, pero no di muchos más detalles. Para los que ya hayan jugado la remake de Resident Evil 2 o su demo, verán que hay una gran similitud de estilos: es en tercera persona, te movés más lento cuando apuntás, y si te quedás parado el tiro es mucho más preciso y puede hacer más daño. No mucho más que eso. Lo que sorprende, sin embargo, es una decisión que se me antojó extraña, pero no necesariamente mala: para poder cargar un arma, tenemos dos opciones, o hacemos una “carga lenta”, en la que mantenemos presionado el botón y el personaje en cuestión guarda el clip usado; o hacemos una “carga rápida”, en la que tira el clip al piso y pone uno nuevo. La idea de guardar el clip, es que la recarga no es automática, sino que nosotros tenemos que rellenar cada clip desde el inventario.
Y si hacemos una carga rápida, no sólo perdemos el clip (tranquilos, se puede recuperar del piso), sino que se van con el las balas que quedaron. Al contrario de la gran e inmensa mayoría de los juegos, la recarga no es automática. Por un lado esto agrega una gran dosis de realismo (en este momento no recuerdo ningún juego con un sistema similar); pero por otro lado, frena mucho la acción y no se que tan necesario sea. Al final del día, va en gustos. Es una decisión interesante, pero que no a todos le va a parecer acertada.

Conclusiones


Que dificil. Si este fuese un juego de una compañía grande, no podría ponerle demasiado puntaje por sus problemas gráficos y de controles. Pero se trata de un juego prácticamente independiente, que a pesar de sus fallas logra capturar la mágia de los viejos survival, con escenarios preciosos y bien diseñados que da gusto navegar, y una dificultad acorde a aquella época. ¿Qué estándares aplicar? Al final del día, creo que lo más importante es si disfruté el juego o no... y la verdad es que sí, lo disfruté mucho. Lo malo quedó eclipsado por lo bueno, y creo que si sos fan de los survival, y no quedaste satisfecho con todas las remakes de Resident Evil, tal vez sea bueno que le pegues un vistazo.


Lo mejor
· Los escenarios.
· Los puzles.
· La sensación de jugar un survival horror de verdad.

Lo peor
· Los gráficos y diseños de personajes.
· Los controles.
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
Daymare: 1998 (PSN/XBLA)
Galerías
Daymare: 1998 (PSN/XBLA)
  • Empresa
    Invader Studios.
  • Origen
    Italia.
  • Fecha de lanzamiento
    17 de Septiembre de 2019.
  • Plataformas
    ONE, PS4, PC.
  • Descripción

    Es un juego de acción y terror en tercera persona, con toques de supervivencia y enemigos que prometen presentar desafío. El equipo cuenta con Satoshi Nakai (Resident Evil 0, Resident Evil Code Veronica). Seremos miembros de la corporación H.A.D.E.S., dedicada a sucesos que van más allá de lo normal. Llegó primero a PC el 17 de septiembre de 2019. Finalmente se lanzó en consolas el 28 de abril de 2020.

Análisis mas votados

Todos | PC | PS4 | ONE | PS5 | SERIES X | PS3 | 360 | SWITCH | WII U | PS VITA | 3DS
>Juego >Puntaje