+ Puntuar

  • Puntaje editor

    7.5
  • Puntaje usuarios

    4.7
Days Gone
Leandro Bordino
Redactor
Leandro Bordino / Cloud

Soy amante de los videojuegos desde que tengo memoria y disfruto mucho escribir sobre ellos. La música es mi otra pasión, me encuentro estudiando en el Conservatorio Manuel de Falla y con suerte algún día compondré la banda sonora de un juego. Leer más »

Email: lbordino@playnomore.com
30 de Abril del 2019

Análisis de Days Gone - PS4

Uno de los títulos exclusivos de Sony más importantes de este año está con nosotros. Tras generar bastante controversia y ser presentado varias veces, finalmente llega el turno de hablar sobre él. ¿Vale la pena?

Esta es una de las reseñas más complicadas que he tenido últimamente. No porque me cueste hablar del juego en sí, sino por los comentarios tan repartidos que he llegado a leer sobre el mismo. Para estas alturas, vos, querido lector, ya habrás visto una buena cantidad de opiniones o incluso jugado Days Gone. Y aquí estás para ver cual es la opinión de playNOmore. Anticipándome un poco, puedo decirte que Days Gone no es para nada un mal juego, pero sí comete una serie de pifies que pueden llegar a tapar todo el trabajo que tiene detrás. Paso a explayarme.El protagonista de esta historia post-apocalíptica es Deacon, un motoquero que puede ser tan frío como sentimental, y tan rudo como sagaz. La primera escena nos mete de lleno en lo que parece el comienzo de la epidemia, cuando el mundo se está yendo a pique y la población sufre de un virus que transforma a los infectados en seres enloquecidos y sin vida, a quienes conoceremos pronto como los "freakers". El comienzo es bastante dramático, ya que la esposa del protagonista recibe una herida de muerte y éste logra meterla en un helicóptero de rescate, sin saber si realmente logrará sobrevivir. A pesar de poder ir con ella, decide quedarse con su mejor amigo Boozer, ya que se encuentra herido, para intentar sobrevivir y volver a reencontrarse con su esposa luego.

Inmediatamente, la narrativa nos transporta dos años después, y vemos como este par de "parias" se las arregla para sobrevivir en este nuevo orden mundial. Autodenominados como "errantes", son dos más de entre otras personas peligrosas que eligen arriesgar sus vidas fuera de los lugares seguros para cazar, recoletar recursos para vender, vivir bajo sus reglas y deshacerse de todo humano o freaker que represente una amenaza para ellos. Deacon y Boozer tienen su propio refugio y parecen tener todo bajo control, pero la pérdida de una de sus motos, una pista sobre el paradero de la esposa de Deacon y una herida muy grave de Boozer son los puntos de partida para desencadenar una trama que ronda las 30 horas de juego.Y explicado más o menos el plot principal, podrás preguntarte: ¿el argumento logra atraernos durante tanto tiempo? Lamento decir que la respuesta es negativa. De hecho, la historia no me ha parecido buena desde el comienzo, aunque tiene algunos momentos de mayor emoción y que logran satisfacer. Dejando eso de lado, los personajes no son demasiado atractivos, y los flashbacks de Deacon no hacen más que aburrir en lugar de hacernos interesar más en él. Si el protagonista no genera demasiada empatía, imaginen el resto del elenco. Quizás no sea el mejor ejemplo, pero teniendo una ambientación similar, voy a citar a The Walking Dead (la serie) para que se entienda uno de los problemas: para alcanzar los mejores momentos hay un estiramiento en la trama que hace que uno pierda el interés. La narrativa se nutre mucho con los constantes diálogos que se llevan a cabo por el comunicador de Deacon, pero se llega a un punto en el que tenemos seguidillas de misiones en las que no se hace nada con tal de alargar las cosas. Es una lástima porque se termina convirtiendo en el caso en el que la duración entorpece la experiencia, y suena ridículo decir que siendo más corto era mejor, pero es cierto.

Days Gone es un título de acción en tercera persona con marcados componentes de stealth en un mundo abierto (algo así como Metal Gear Solid V, salvando las diferencias). Por ende, tenemos varios elementos de los que hablar, y que se van introduciendo a lo largo de las primeras misiones. El juego tiene su lado shooter, y sus momentos de sigilo. Para eso, Deacon está preparado con dos armas de fuego principales, una cuerpo a cuerpo y una especial (como puede ser una ballesta). Tendremos curas para rellenar la salud, piedras infinitas para distraer, bombas caseras, molotov y no demasiada munición. Este último detalle aporta bastante, porque el juego también se inclina por la supervivencia y busca que seamos inteligentes, no malgastemos balas, y recolectemos todo lo que se pueda de cada enemigo abatido o de los escenarios. Cada uno de estos elementos es personalizable, tanto al arma principal como a la secundaria podemos agregarle silenciadores caseros que se van a ir gastando, pero que tampoco son infalibles. En los tiroteos no hay un botón de cobertura, sino que al agacharnos y colocarnos detrás de un escondite ya estaremos a salvo, y luego al apuntar podremos cambiar de hombro. Las armas cuerpo a cuerpo se rompen luego de un par de usos y deberemos ir buscando nuevas, o arreglarlas con chatarra si tenemos la habilidad correspondiente.Como mencioné recién, contamos con un sistema de habilidades, las que podremos ir desbloqueando a cambio de puntos de experiencia, otorgándonos un punto de habilidad por cada nivel que subamos. Un agregado de rol interesante ya que no son stats los que ganamos, sino diferentes habilidades que a su vez no son tan obvias como suele ocurrir y que están divididos en tres grupos: supervivencia, combate cuerpo a cuerpo y combate a distancia. 

Algunas de las mecánicas que nos presenta el juego son medianamente innovadoras al tratarse de un mundo abierto, pero otras (como la de tirar piedras... "eehh, tirapiedras!") nos hacen recordar demasiado a The Last of Us (otro de los exclusivos de PlayStation). En todo el mapa, tendremos una cantidad de recursos que podremos recolectar como kerosene (distinto a a la gasolina/nafta que sirve para hacer andar la moto, ojo), trapos, botellas, desinfectantes y demás, que nos servirán para construir cosas útiles como vendas y molotovs.A pesar de que pueda parecer medio aburrido esta "lista" de todo lo que se puede hacer en el juego, la verdad es lo más interesante y llamativo del título y lo que, seguramente, empuje a más de uno a terminarlo y querer completarlo. Sencillamente, el gameplay en general es realmente muy bueno. No hay problemas al controlar a Deacon y enfrentarnos a situaciones de peligro o stealth. La respuesta es precisa y la rueda que nos brinda todo lo que cargamos encima es cómoda y fácil de utilizar (te puede costar usarla los primeros minutos, con el correr del juego ya te vas a aprender todo de memoria).

Hay algunas cosas que estoy dejando afuera que también vale la pena mencionar: la visión especial al apretar R3, que nos muestra pistas del entorno y dónde están los objetos que podemos agarrar (el famoso "modo detective" que instauró la saga Batman Arkham); el ataque sigiloso por detrás; la barra de stamina que nos sirve para sprintar y para rodar; y unos íconos muy útiles que tenemos al lado del minimapa abajo a la derecha, que son los indicadores de vista y de ruido.Hablando de algo que puede llegar a ser considerado más original, pasemos a la moto, un elemento que inevitablemente nos va a hacer putear en algún momento del juego a pesar de su utilidad. En este territorio, los que se animan a salir fuera de los refugios andan todos en moto, y Deacon no es la excepción, por lo que será nuestra principal compañera. El manejo es realmente impecable, con un peso bastante real a la hora de maniobrar y conducir por curvas. Disparar sobre ella ya no es tan grandioso, utilizando un sistema de apuntado un poco sencillo. Hay que ser responsables con ella, porque tendrá un medidor de daño y otro de gasolina. Si la cagás en alguna de estas dos cosas y estás muy lejos de un punto seguro... ahí es cuando insultás. 

Si, el juego apuesta por la supervivencia una vez más y nos pide estar pendientes de tener gasolina suficiente cada vez que salgamos, y obviamente no andar chocando. En los refugios vamos a poder repararla y llenar el tanque, aunque también habrá algunas estaciones que milagrosamente siempre tienen combustible y bidones infinitos dando vueltas por el mapa (un detalle bastante bizarro... pero que se agradece, después de todo, estamos ante un videojuego). Reiterando, si quedás varado por no ser cuidadoso, vas a tener que volver a pie y perder mucho tiempo, pero te aseguro que después de que te pase una vez, ya rara vez vas a caer en la misma por la bronca generada.Y si te toca volver a pie, vas a sentir el peligro. Bueno, quizás estoy exagerando un poco, pero le quería meter algo de emoción al comienzo del párrafo. Hablando del mapa creado para este título, puedo decir que no es el más grande que nos ha tocado recorrer, pero no voy a quejarme al respecto. Es bastante amplio y bello, aunque lamentablemente peca de repetitivo. Paseando por allí podemos encontrarnos algunas situaciones aleatorias: diferentes animales (tanto amigables como no, vamos de ciervos a lobos), campamentos de enemigos para tomar, emboscadas (la primera vez que caí en una fue hermoso, lo tengo que decir), nidos de freakers (ya hablaremos de esto), NPC's en peligro, entre otras situaciones. Como casi todo en el juego, el correr de las primeras horas le termina sacando toda la emoción a una ambientación que al principio sorprende y genera miedo con cada paso, para luego demostrarnos que no había tanto que ver. Recuerden esa frase, cada hora que pasa le pesa mucho a Days Gone. Hours Gone debía llamarse (?).

Mencioné a los freakers, así que finalmente hablemos de estos seres. Si bien son los que más bugs se llevan (otro punto para hablar luego, ya que hasta me encontré uno haciendo sentadillas), hay momentos muy bien logrados en los que los malditos pueden ser tremendamente impredecibles. Son enemigos muy sencillos individualmente, pero en conjunto pueden arruinarnos la partida. Claramente al ser siempre iguales, no nos costará lo mismo enfrentarlos una vez que Deacon aumente su nivel y consiga mejores armas. Pero luego aparecen otros tipos de freakers.Reitero, mientras la IA de éstos funciona bien, tenemos que ser muy cuidadosos, en especial si estamos tratando de eliminarlos sigilosamente: se pueden dar vuelta cuando no lo esperabas y atacarte de a muchos. Los freakers cuentan con nidos en todo el mapa, los cuales hay que ir quemando de manera opcional para liberar zonas y luego poder usar el viaje rápido, entre otros beneficios. La sensación que genera el ver como una horda numerosa se nos viene encima es genial. Y la transición de día y noche, un detalle copado que aún no había mencionado, juega un rol importante a la hora de enfrentarlos. También hay que estar muy pendientes del sonido que producen, algo que puede ser espeluznante por momentos ya que lo oímos pero no nos da certeza de por qué dirección viene (si, otro recurso comparable con The Last of Us, pero efectivo). Igual ojo, si prestamos atención a nuestro radar, nos puede botonear más o menos por donde anda el enemigo, lo cual le quita mucho suspenso.

Para alejarnos un poco de tanto peligro, podemos visitar los diferentes refugios, en los que otras personas pasan su día cosechando y realizando otras tareas para poder vivir. En este lugar podemos reabastercernos y descansar, pero hay un punto interesante a mencionar: la confianza. En todos estos lugares, al comienzo seremos un poco mal vistos, ya que no olvidemos que somos errantes. Para ganarnos la confianza del pueblo de turno, tenemos que llevarles recursos para así dejarlos satisfechos. Esto producirá que nos puedan vender mejores armas o upgrades para nuestra moto, así que vale la pena.Detalles van, detalles vienen, Days Gone tiene bastante de que hablar, algo que podrán apreciar en la extensión de esta reseña. Por ende, voy a lanzar algunos puntos breves, tanto buenos como malos. Como bondades, no puedo dejar afuera la mención de todo lo que son los menús, desde el mapa hasta las habilidades. Hay juegos donde ésto se presenta de forma caótica, pero acá todo es súper prolijo y armonioso (díganme enfermo pero esto es demasiado importante para mí). "Cirujear" puede ser divertido hasta cierto punto, pero si sos medio fan del grindeo te va a gustar. Hablando de explorar, a veces podés encontrar enemigos atacándose entre ellos. Y hay un detalle muy bueno que ocurre al conversar por el comunicador e interrumpir la charla por algún enfrentamiento. Si la acción es breve, Deacon dice "¿qué estabas diciendo?", y el diálogo retoma donde quedó; esto genera mucho realismo. Pero si lo interrumís usando el viaje rápido, la conversación vuelve a empezar... demonios, la cagaron.

Por el lado de las macanas (¿aún hay más?), desde el vamos, el juego tarda una barbaridad en arrancar. De verdad, ya cuando me di cuenta de esto lo ponía y me iba a preparar la pava para el mate porque se demora unos minutos. Deacon es un gran experto en el sigilo, pero no puede mover cuerpos ni tampoco asesinar a los enemigos a través de escondites o coberturas. Y mi favorita: realmente soy de los que odian que el joystick tenga sonido, por lo que no dejarme apagar los audios que te saltan a todo volúmen en determinadas partes es un fastidio.Days Gone fue fuertemente criticado también por su cantidad de bugs. Es cierto, la versión previa al lanzamiento tenía bastantes problemas, y por suerte un parche le quitó un poco la suciedad en el estreno. Claro que para la mayoría de reseñas ya era tarde. Bend Studios sigue trabajando para evitar que siga habiendo malas experiencias, y de mi parte al menos no he tenido ningún crasheo, ni antes ni después del lanzamiento; evidentemente son algunos errores aleatorios. Pero bugs si he visto bastantes, y en su mayoría me han hecho reír. Afortunadamente, no estamos ante fatalidades que arruinan la partida por completo, si no más bien burradas que le quitan la seriedad. Vale la pena mencionarlo porque más allá del chiste, no está bien.

Aunque sea pequeño (para no abrumar demasiado ya), merece una pequeña mención la factura gráfica y sonora del título. En lo que es diseño de personajes y sus modelados correspondientes, no es nada que no se haya visto ya. Tanto los personajes principales, los NPC's y los freakers se ven bien pero no sobresalen, cosa que no pasa con los escenarios, ya que estos sí destacan en su mayoría. Se nota todo el laburo que le pusieron y lo bien que se ve incluso en una PS4 standard. La diferencia entre día, noche, soleado y lluvioso es una de las cosas que más me gustaron. El sonido y la música cumple, acompaña, y el trabajo actoral es correcto, tanto en inglés como en su doblaje latino, con voces excelente y reconocibles.Ya hablamos de todos los puntos más importantes de Days Gone, así que llega la hora de la honestidad. Me cuesta creer que estoy defendiéndolo cuando hace no mucho el juego realmente no me llamaba para nada, pero al probarlo tuve algunos pensamientos rondando en mi cabeza: "esto no debió ser un juego exclusivo"; "esto no vende consolas"; "esto no lo compro a full price"; "pero este no es un mal juego". Si, Days Gone es bueno, de hecho es muy bueno, solo que la expectativa de estar ante un título exclusivo de PlayStation 4 (más teniendo en cuenta la calidad que vienen teniendo) no está siendo superada. La historia es floja, hay muchas misiones repetitivas o sin sentido, grindear se pone pesado, está lleno de bugs... pero tenemos un gran gameplay, momentos desafiantes, la conducción de la moto, una ambientación cuidada y una de las interfaces de menú más prolijas que vi últimamente (dato irrelevante para algunos pero que yo agradezco). No será de lo mejor del catálogo pero tiene sus horas de buen entretenimiento.

Conclusiones


Days Gone es un buen título de acción y sigilo en un mundo abierto, con buenas intenciones pero problemas a la hora de mantener la vara alta como juego exclusivo. Las primeras horas son súper atractivas y entretenidas, pero todo comienza a decaer a niveles graves. La historia es floja, hay muchas misiones repetitivas o sin sentido, grindear se pone pesado, está lleno de bugs... pero tenemos un gran gameplay, momentos desafiantes, la conducción de la moto, una ambientación cuidada y una de las interfaces de menú más prolijas que vi últimamente (dato irrelevante para algunos pero que yo agradezco). No será de lo mejor del catálogo pero tiene sus horas de buen entretenimiento.


Lo mejor
· Gameplay robusto.
· Factura gráfica.
· Interfaces claras y cómodas.
· La moto no será un 10 pero es un elemento muy interesante.
· Habilidades interesantes a desbloquear y no tan obvias.
· Cuando la IA de los freakers se comporta, pueden ser totalmente impredecibles.

Lo peor
· La duración y excesiva repetición no son compatibles y arruinan la experiencia.
· La historia no logra su cometido y se estira demasiado.
· Personajes poco carismaticos.
· Eventuales bugs (que seguro irán arreglando, ya salieron 5 parches en menos de una semana).
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
Days Gone
Galerías
Days Gone
  • Empresa
    Bend Studio.
  • Origen
    USA.
  • Fecha de lanzamiento
    26 de Abril de 2019.
  • Plataformas
    PS4.
  • Descripción

    Fue anunciado durante la conferencia de Sony en la E3 2016. Será un título de acción y aventura en tercera persona, en un mundo post-apocalíptico. El protagonista deberá viajar por un mundo desolado y habitado por peligrosos seres/zombis llamados "freakers".

Análisis mas votados

Todos | SWITCH | PC | PS4 | PS3 | ONE | 360 | WII U | WII | PS VITA | PSP | 3DS
>Juego >Puntaje