Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice - PS4 Volver arriba

+ Puntuar

  • Puntaje editor

    9.0
  • Puntaje usuarios

    9.0
Sekiro: Shadows Die Twice
Gabriel Pizarro
Redactor
Gabriel Pizarro / Gabriel

Tenía una frase muy cool, pero se perdió y nunca volverá a ver la luz. Leer más »

Email: prensa@playnomore.com
15 de Abril del 2019

Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice - PS4

Git gud in Japan

Lo de siempre, pero distinto


FromSoftware se ha convertido en sinónimo de juegos dificiles, de esos que requieren una buena cantidad de práctica y paciencia para dominarlos; y también de relatos poco tradicionales, con historias contadas a través de descripciones vagas o breves conversaciones misteriosas con gente que no está muy bien de la cabeza. Sekiro va a tener mucho de lo primero, pero sorprendentemente poco de lo segundo. No me malinterpreten, no es una mala historia (aunque simple), sino que el guión sigue un camino más tradicional, con personajes recurrentes y objetivos claros. Por supuesto, la parte críptica sigue ahí, pero es mucho más fácil de resolver cuando la historia sigue un ritmo establecido. 

Pero, ¿de qué trata Sekiro? Encarnamos a Okami (Lobo), un ninja bajo el servicio de Lord Kuro, un joven que posee una cualidad excepcional: su sangre puede garantizar la inmortalidad. Y claro, algo así significaría una ventaja inigualable para cualquier clan en un Japón sumido en la Guerra Civil. Por eso, cuando el clan Asshina tome de rehen a Kuro, será el Lobo quien emprenda la misión de rescate... y tenga que lidiar con las consecuencias.El viaje del ninja lo llevará a recorrer la extraña provincia de Asshina, un lugar que mezcla una pintura del Japón feudal, con los elementos más extraños de la mitología nipona. Es interesante como, a pesar de buscar un anclaje en un mundo más realista, aún así FromSoftware nos regala esos mundos perturbados a los que nos tiene acostumbrados. Sin duda, un viaje que vale la pena.

El camino de la espada


Si hay algo en lo que Sekiro destaca, es en su particular sistema de combate. Con la serie Souls nos acostumbraron a un estilo variable y punitivo; con Bloodborne, a la velocidad y a buscar aperturas; pero siempre manteniendo un sistema muy similar. Con Sekiro, si bien se mantiene la legendaria dificultad de FromSoftware, trataron de darle una vuelta de tuerca que logra un combate que se siente familiar y muy diferente a la vez. Estamos en Japón después de todo, y el esgrima es fundamental. Yendo al grano, en Sekiro estamos obligados a pelear cuerpo a cuerpo en casi todo momento. Los enemigos (desde el más simple hasta los bosses) tienen dos barras: una de salud, clásica; y otra de postura.

Esta última es la más importante, ya que quebrar la postura del oponente nos permite ejecutar un ataque que vacíe por completo la barra de salud. Quebrar la postura se logra de dos maneras principales: una es atacar constantemente, y la otra es bloquear el ataque del oponente en el momento justo del impacto. Si combinamos bien, el enemigo se va a "cansar" lo suficiente para poder ejecutarlo. Sencillo ¿no? El sistema requiere solo de dos botones (golpe y bloqueo) por lo que entenderlo es muy facil. Dominarlo, por supuesto, es otra cosa. Y a medida que avanzamos, la cosa se pone mucho más fina, por lo que nunca vamos a poder bajar la guardia. Oh, FromSoftware, lo has hecho de nuevo.La otra mecánica protagonista de Sekiro es el sigilo y los aparatos ninja. Y acá es donde salimos de Souls para pasar a otro terreno, a una franquicia que también pertenece al estudio, pero pocos se acuerdan: Tenchu, uno de los mejores juegos de Ninja que dio PlayStation. Y es que Sekiro originalmente iba a ser una nueva entrega de esta popular saga, y se nota. Sekiro significa "Lobo de un solo brazo", y ese brazo que le falta al protagonista es el depositario de la "protesis shinobi", un aparatito bastante útil que oculta una variedad de armas y herramientas para ayudar a la navegación y el combate al mejor estilo Tenchu. Desde un gancho que permite trepar y explorar con mayor libertad los enormes escenarios del juego; hasta elementos más extraños y hasta mágicos. Y sí, el combate será, en esencia, simple, pero eso no significa que no contemos con ayuditas. Después de todo, un ninja que pelea limpio es un ninja muerto.

El sigilo es, tal vez, el único punto flojo en todo el juego. Si bien la idea de atacar por la espalda para hacer daño masivo está presente en los otros títulos de FromSoftware, aquí se vuelve una parte vital del juego. El problema es que las opciones que nos ofrecen para acercarnos sin ser vistos son muy limitadas: podemos agacharnos, caminar sin hacer ruido, escondernos en los pastos altos o atacar desde la altura o cornisas; pero nos encontraremos con que no siempre vamos a poder hacer uso del escenario. A eso, hay que sumarle que la gran mayoría de los enemigos son estáticos en lugar de estarse moviendo como es costumbre en juegos de este tipo, por lo que muchas veces la sorpresa nos ayude contra uno, o tal vez dos enemigos si somos rápidos, y luego haya que recurrir al cuerpo a cuerpo o escapar... pero correr termina por romper el ritmo de la partida.Si, es cierto que podemos hacer uso de algunos items para ayudarnos a pasar desapercibidos, y también que a medida que avanzamos desbloqueamos habilidades que hacen del sigilo una herramienta más efectiva; pero esto ocurre con el juego bastante avanzado, y la primera parte, que sería la más satisfactoria para jugar de esta manera, termina desperdiciada fuera del NG+. Se entiende que hayan querido dar prioridad a los elementos RPG, pero teniendo en cuenta lo bien logrado del sigilo en Tenchu para PSX -con las limitaciones de aquella consola- queda la sensación de que podrían haberlo pulido un poco más.

Un viaje por el Japón feudal


FromSoftware nunca se ha caracterizado por un gran nivel gráfico. No es que sea pobre, de hecho, hacen buen uso del hardware; solo que tampoco es destacable. Pero en lo que sí han demostrado una actitud sobresaliente, es en el diseño. Los mundos de la saga Souls y Bloodborne son opresivos y extrañamente bellos, y en el caso de Sekiro no quisieron quedarse atrás. Pero como señalaba al principio, estamos ante un título que se siente familiar y completamente distinto a la vez.En Sekiro, los escenarios son coloridos y muy variantes: desde las tierras del castillo Asshina con notables huellas de combate, o el impresionante templo del monte Kongo con su estilo reminiscente del Kiyomizu-dera en Kioto; hasta lugares mágicos como el Valle Hundido o la tenebrosa aldea escondida, donde quedará plasmado el sello característico de FromSoftware. Sekiro no es solo una muestra de buena jugabilidad y dificultad, también es un viaje que nos sorprenderá de principio a fin.

Conclusiones


FromSoftware se está convirtiendo rápidamente en una de esas empresas que parece que no pueden fallar. Parece que siempre hacen lo mismo, y sin embargo, cada vez que agarramos un título nuevo, nos sorprendemos como la primera vez. Y no importa las veces que nos hayan apaleado en el pasado, buscamos esa marca de frustración que solo ellos nos pueden dar. Sekiro tiene todos los elementos que amamos de FromSoftware y más, al darnos un título que sentimos familiar pero que además trae muchas cosas nuevas a la mesa, o rescata otras que parecían olvidadas. Escenarios imponentes y un estilo de combate sin igual lo hacen una compra asegurada. El sigilo tal vez sea un punto flojo, pero cuando hay tanto y tan bueno, es fácil de obviar.


Lo mejor
· Los escenarios.
· El sistema de combate.
· La navegación.
· La dirección de arte.

Lo peor
· El sigilo podría haber estado un poco más pulido.
· El NG+ es algo menos desafiante que sus predecesores.
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
Sekiro: Shadows Die Twice
Galerías
Sekiro: Shadows Die Twice
  • Empresa
    From Software.
  • Origen
    Japón.
  • Fecha de lanzamiento
    22 de Marzo de 2019.
  • Plataformas
    PS4, PC, ONE.
  • Descripción

    Durante The Game Awards 2017 se presentó un teaser de este nuevo título de From Software y finalmente se presentó en la conferencia de Microsoft en la E3 2018. Es un nuevo juego de acción y rol con el toque de Hidetaka Miyazaki, director de la saga Souls. Ambientado en la época Sengoku (finales de 1500), tendremos que rescatar a nuestro maestro mientras recorremos un peligroso mundo asiático-ninja.

Análisis mas votados

Todos | SWITCH | PC | PS4 | PS3 | ONE | 360 | WII U | WII | PS VITA | PSP | 3DS
>Juego >Puntaje