Leandro Bordino
Redactor
Leandro Bordino / Cloud

Soy amante de los videojuegos desde que tengo memoria y disfruto mucho escribir sobre ellos. La música es mi otra pasión, me encuentro estudiando en el Conservatorio Manuel de Falla y con suerte algún día compondré la banda sonora de un juego. Leer más »

Email: lbordino@playnomore.com
15 de Febrero del 2018

[Cine] The Killing of A Sacred Deer

Se estrena hoy

Película: The Killing of A Sacred Deer (El Sacrificio del Ciervo Sagrado).
Director: Yorgos Lanthimos.
Reparto: Nicole Kidman, Colin Farrell, Alicia Silverstone, Barry Keoghan, Raffey Cassidy, Sunny Suljic.
Género: Suspenso / Horror psicológico.
Distribución: Diamond Films.

Estreno: 15 de febrero de 2018.


¿De qué trata?: Steven (Colin Farrell), un eminente cirujano cardiológico, está casado con Anna (Nicole Kidman), una oftalmóloga respetada. A ellos les va bien y llevan una vida familiar feliz y sana con sus dos hijos, Kim, 14 (Raffey Cassidy) y Bob, 12 (Sunny Suljic). Steven entabla amistad con Martin (Barry Keoghan), un niño de dieciséis años sin padre y a quien ha tomado bajo su ala. Las cosas toman un giro siniestro cuando Steven presenta a Martin a su familia, su mundo gradualmente se convierte en un caos, y Steven se ve forzado a hacer un sacrificio impactante o correr el riesgo de perderlo todo.

Opinión: Estamos ante una película un tanto... particular. De más está decir que no hay que tomársela muy en serio, ya que el director mismo se encarga de demostrar que el film es un poco enfermo al igual que sus personajes. En definitiva, en una trama común y corriente el loquito sería solo el villano, pero acá los protagonistas también demuestran comportamientos extraños. Es importante aclarar esto para reconocer a que público apunta la película. Si buscás terror del bueno, quizás te mates de risa, hay conversaciones que dan verguenza ajena, pero justamente es a propósito, en todo momento se busca incomodar al espectador. No voy a olvidar el momento en el que Colin Farrell le cuenta un "secreto" a su hijo... pensé "¿qué estoy viendo?". No quiero ser malo, pero más allá de algunas tomas muy bien logradas y la actuación de Barry Keoghan (que dejó en ridículo a los mismísimos Colin y Nicole... cuyas performance dejaron mucho que desear), la película me pareció un bodrio. Está bueno el planteo misterioso en el que el malo parece saberlo todo, como si fuera una especie de dios, y las desgracias comienzan a caer sobre el protagonista sin explicación alguna, pero el desenlace nunca alcanza un climax emotivo, más bien se resuelve en una escena que a mi parecer fue absurda y sin sorpresa. No la recomiendo.

Valoración: Mala
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR