+ Puntuar

  • Puntaje editor

    8.0
  • Puntaje usuarios

    8.0
Assassin's Creed Valhalla - PS4, XONE, SERIES X Y PC
Leandro Bordino
Redactor
Leandro Bordino / Cloud

Soy amante de los videojuegos desde que tengo memoria y disfruto mucho escribir sobre ellos. La música es mi otra pasión, me encuentro estudiando en el Conservatorio Manuel de Falla y con suerte algún día compondré la banda sonora de un juego. Leer más »

Email: lbordino@playnomore.com
17 de Noviembre del 2020

Análisis de Assassin's Creed Valhalla - PS4

La eterna franquicia de asesinos está de regreso, y esta vez nos llevan a liderar a los violentos vikingos en la oscura Inglaterra del Siglo IX. ¿Logrará Valhalla superar a Odyssey o será más de lo mismo? Vamos a verlo.

Me encuentro sentado en el centro de mi habitación, mirando el techo y pensando cómo dar inicio a esta reseña, luego de una larguísima maratón de fin de semana que concluyó hace unas horas con los créditos de Assassin's Creed Valhalla. No tengo dudas de que, con altibajos, el juego me resultó entretenido y sorprendió más de lo que esperaba, gracias a su hermoso mundo y mejores momentos argumentales. También tuve incontables situaciones que me sacaron de quicio. Aun así, siento que atravesé una aventura gigante, y me pone contento ver que esta saga que hace algunos años me tenía harto, vuelve a estar mejor encaminada.

Porque sí, lo que empezó como algo zafable con Assassin's Creed I, pasó a algo fantástico con Assassin's Creed II (considerado por muchos el mejor de todos). Luego llegaron Brotherhood y Revelations, que fueron totalmente olvidables, pero vendieron. Y cuando se lanzó la nueva generación, Assassin's Creed pasó a ser una serie de juegos anuales totalmente repetitivos y plagados de bugs, ocasionando con cada estreno un maremoto de burlas e insultos por parte de los jugadores. Todo parecía perdido para el Credo de Asesinos, hasta que Ubisoft se tomó un año de descanso, la pensó y desarrolló Assassin's Creed Origins. Esta entrega trajo nuevos elementos, inclinándose más a un juego de rol y acción en mundo abierto. Los resultados parecían indicar que era por ahí. Assassin's Creed Odyssey mejoró la fórmula en 2018, con una Grecia inolvidable, y por eso estaba muy expectante por Valhalla. Sinceramente, no recuerdo la última vez que esperaba tan impaciente poner mis manos en un nuevo Assassin's Creed.
AC-1
Todo comienza con una secuencia espectacular, donde la algarabía de un festejo vikingo termina en una violenta carnicería. No voy a dar muchos detalles de ésta, pero tras culminar, transcurren muchos años y finalmente nos ponemos en la piel de el/la valiente Eivor (podemos optar por ser hombre o mujer). La historia base nos lleva a viajar desde Noruega a Inglaterra, en la Edad Oscura del Siglo IX, donde Eivor y su medio hermano Sigurd intentarán asentarse con un nuevo hogar para su clan. De ahí, vamos a viajar a un montón de regiones, conociendo a nuevos personajes y tratando de entablar alianzas para fortalecernos y ganar cierta fama y respeto.

Si tuviera que resumir sólo el argumento principal, ya estaríamos bien con el párrafo anterior. Pero Assassin's Creed Valhalla tiene muchísimas subtramas, trayendo con cada locación a nuevos protagonistas, situaciones, traiciones, misterios y muchos, pero muchos diálogos. Si jugaron The Witcher III, van a notar grandes influencias con el juegazo de CD Projekt Red, como el hecho de ir ayudando a diversos personajes para luego juntarlos en una situación futura, o la posibilidad de hacer más fluidas las conversaciones con una lectura rápida, o incluso las opciones de diálogo con tomas de deciciones que cambian la historia y hasta ofrecen la chance de crear una relación amorosa, sobornar, pelearse, etc. Y eso sólo si hablamos del aspecto argumental.
AC-2
Hay algo controversial en esta aventura, y es que la duración es inmensa y no a todos les va a agradar. Por un lado, quienes se vean inmersos en este mundo y atrapados por sus personajes, van a estar súper agradecidos por la gran cantidad de contenido en su historia principal, que ronda las 50hs dependiendo de cuanto te demores haciendo subquests. Por el otro lado, si bien cada región ofrece alguna sorpresita o momento memorable, se comienza a volver repetitiva la situación de tener que hacer lo posible por generar una alianza. Igual, yo estoy un poco en el medio. Si bien me sentí algo sofocado porque creía que el juego duraba la mitad de lo que me llevó, admito que Eivor (versión mujer) me enganchó bastante, y fui con gusto a recorrer las cientas de misiones principales; incluso me gustaría continuar con el resto del contenido, así sea repetitivo, para ver qué más me encuentro a nivel trama.

Y la aclaración del género que seleccioné no es en vano, ya que hay muchas diferencias entre ambos personajes, e incluso una opción para jugar entrelazando lo más importante de cada uno. Y con esto voy cerrando lo que a historia se refiere. Como verán, hay mucho para hablar, ya que el trabajo de guión tendrá sus momentos clichés o predecibles, pero es impresionante. El cuidado en cuanto a personajes históricos, lecturas, detalles por doquier, conexiones y demás es de gran valor. Y eso que no hablé de lo que ocurre fuera del Animus... porque sí, continúan las andanzas en el presente, aunque en una medida corta y justa. Y esto lo agradezco, porque romper con las andanzas de Eivor a cada rato para mostrarnos secuencias aburridas no iba a ser muy apropiado. Gran acierto y con un clímax del cual, obviamente, no diré nada.
AC-3
Ahora sí, ¿qué pasó con el apartado jugable? Lejos quedaron esos momentos de estar rodeados de templarios y bajarlos uno a uno al grito de "¡hagan fila guacho!". El sistema de combate de Assassin's Creed nunca fue muy refinado, y eso también se fue corrigiendo (al fin) con las últimas entregas. En Valhalla hay algunos elementos nuevos, y otros que vuelven pero disfrazados, pero lo lindo es que la violencia de ser un vikingo está muy presente. No podíamos esperar menos de un juego con esta ambientación, así que prepárense para ver secuencias de muerte brutales y muchas mutilaciones. Eivor cuenta con un ataque rápido, otro fuerte, un dash, la posibilidad de equipar otra arma o escudo en su segundo brazo, un arco, hiervas curativas de acceso rápido, y una importante suma de movimientos especiales. En realidad, el sistema nos limita mucho, ya que en principio vamos acumular muchas "destrezas" (habilidades escondidas por el mundo) pero sólo contar con un espacio de adrenalina que permita usarlas. El juego no estaría invitando a combinarlas todas, si no más bien a encontrar tu favorita. Luego habrá más espacios de adrenalina.

La experiencia está más presente que nunca, ya que esta vez no podemos ir comprando mejores armas en cada lugar que visitamos. Podemos encontrar nuevas, pero no ocurrirá muy seguido. Así es que para volvernos más fuertes, tenemos que usar los puntos obtenidos al subir de nivel en un enorme árbol de atributos. Acá encontré una idea muy interesante, ya que el mismo se va revelando poco a poco mientras lo vamos activando. Es decir, que tenemos que ir avanzando a ciegas por dicho árbol, sin saber donde estarán las mejoras que más se acoplen con nuestra forma de combatir. Por ejemplo, si te gusta usar mucho el arco, hay una mejora muy buena para éste, pero vas a tener que explorar muchas secciones ocultas del árbol para dar con ella. Me pareció interesante, sobre todo porque la dificultad puede cambiar mucho dependiendo de qué desbloqueamos acá, y el juego permite reestablecer todos los puntos para utilizarlos de otra manera.
AC-4
Hablando de dificultad, antes de ir a una región nos dirán cual es el poder recomendado. Si te mantenés haciendo sólo las misiones principales, nunca vas a estar sobre ese nivel, lo cual logra que el juego sea un poco más desafiante. Pueden aparecer enemigos que realmente te hagan correr por tu vida, e incluso hay jefes muy buenos. Si, leíste bien, Assassin's Creed Valhalla incorpora unos cuantos jefes, y si bien la mayoría se derrotan a puro golpes y dashes, hay excepciones. En cuanto a la variedad de misiones, ocurre un poco lo que decía con la trama; al ser tan largo es inevitable que se repitan muchos objetivos, y a la larga puede cansar.

Hay elementos de la franquicia que están de regreso, como ponerse la capucha y pasar desapercibidos involucrándonos con algún elemento del escenario. El sigilo está presente en esta entrega, pero a veces queda como algo anecdótico. Podemos asesinar por la espalda y escondernos como siempre, pero es tal la cantidad de enemigos que lo más común es terminar a las piñas. No se descarta que se puedan resolver muchas situaciones como fantasmas, o incluso da satisfacción lograr muchas bajas antes de comenzar el festival de sangre, pero no es el punto fuerte si buscás una aventura stealth. Incluso algo tan simple como lanzar un objeto de distracción, no lo podemos hacer en esta entrega.
AC-5
El mundo es inmenso, y también hermoso. Desde la navegación por los ríos dirigiendo nuestro drakkar (algo lento pero con mucho sentido para esta entrega), hasta las nevadas secciones del norte, el juego nos impacta visualmente todo el tiempo. Afortunadamente, vuelven los viajes rápidos, la sincronización con atalayas... y la posibilidad de llamar a nuestro caballo mágicamente casi siempre que queramos. Que alivio me dio esto último. Siempre ha sido de las cosas más valoradas en Assassin's Creed, y Ubisoft nuevamente volvió a crear un escenario súper bello, ofreciendo también la posibilidad de aprender mucho sobre la época mientras jugamos. La banda sonora es increíble, con la musicalización ideal para los momentos de saquear terrenos, entre otros; no se van cansar de escuchar el temible sonido de nuestro cuerno vikingo para llamar a nuestro clan. Ubisoft también hace un trabajo de gran calidad traduciendo absolutamente todo en diversos idiomas, por lo cual podemos disfrutar la aventura subtitulada en español e incluso doblada en latino.

Hasta acá creo que hablé bastante bien sobre este lanzamiento, pero llegó el momento de lo inevitable. Disfruté bastante de Assassin's Creed Valhalla (incluso más de lo que esperaba), pero también me llevé un sinfín de puteadas. Y sí, cuando estás ansioso por avanzar en la historia y el juego presenta trabas constantes, se te inunda el cuerpo de rabia. He tenido la mayor cantidad de crasheos que me tocó sufrir en un videojuego lejos (jugando la versión de PlayStation 4). Y les cuento algo tan triste como gracioso, pero hasta fui kickeado del juego en una de las secuencias finales... no puedo explicarles mi reacción.
AC-6
A todo esto, venía salvándome de los "incontables bugs" que veía que todos mencionaban en internet, hasta que alcancé la mitad de la aventura y no pararon. Me topé con una buena cantidad de caídas de frames, y la tristeza de tener que salir del juego en varias ocasiones porque los personajes a los que debía seguir no reaccionaban, o la misión se bugeaba y no me permitía continuar. Por suerte, el conocimiento sobre esta saga no me hizo dudar de que se trataba de un error y me ahorré mucho tiempo de estrés.

Y eso sin contar los problemas en las mecánicas que parece que nunca dejarán de existir en la franquicia. Desde tiempos inmemorables, el sistema de escalar nos regaló momentos de mucha calentura, sea porque el personaje no obedece, o porque estamos en una situación de peligro y nos terminan matando por la falta de agilidad en ciertos movimientos. Hay que reconocer que es increíble poder treparnos a casi cualquier cosa, algo que evolucionó al punto de ya no necesitar vislumbrar ninguna saliente, porque Eivor se agarra de casi lo que sea. Pero no lograr que nos haga caso cuando nos están disparando 10 arqueros... Odín mío, una tortura. Y tengo una más (estoy afilado). En las misiones de rescate, en las que debemos huir de un lugar cargando a una persona, intenten llamar al caballo y subir al NPC para escapar rápidamente... es prácticamente imposible, el caballo te pega una trolleada tremenda.


Conclusiones


Assassin's Creed Valhalla es un juego con mucho contenido de gran valor, y que inevitablemente cae en las oscuras aguas de pertenecer a una franquicia con muchísimos tropiezos. Con las últimas entregas, Ubisoft logró recuperar el afecto de gran parte de los jugadores, y se nota que quieren seguir haciendo las cosas bien. Esta aventura es extraordinaria en cuanto a su mundo, contenido argumental y objetivos por completar. Quienes se sientan inmersos por el viaje de Eivor, van a agradecer pasar las numerosas horas de juego con el/ella, incluso si las misiones y trama comienzan a caer en lo repetitivo. Probablemente necesiten un poco de tolerancia a la hora de enfrentarse con glitches, bugs, y problemas en la jugabilidad que parecen nunca dejar de existir, pero hay que reconocer que este título es enorme y con mucho cariño puesto en él. Si observamos esta generación que se despide, Assassin's Creed ha presentado una evolución muy positiva, y ahora sólo queda esperar a que esto siga cuesta arriba y nos vuelen la peluca con la nueva etapa que acabamos de iniciar.


Lo mejor
· Muchísimos personajes y buenos momentos argumentales.
· Decisiones que cambian momentos de la trama, así como la propia elección del género de Eivor.
· El mundo y la ambientación es espectacular.
· Interesante árbol de habilidades, nuestras elecciones pueden variar la dificultad.
· Gran trabajo de traducción y doblaje.

Lo peor
· La historia principal puede verse un poco alargada.
· Las misiones comienzan a ser repetitivas.
· Una cantidad preocupante de crasheos (al menos en PlayStation 4).
· Hay bugs que no te permiten avanzar en una misión, debiendo salir y volver a entrar.
· Detalles mejorables en las mecánicas de juego.
Comentarios (0)

Todavía nadie ha comentado ésta publicación. Sé el primero!

Deja tu comentario
* Está prohibido el vocabulario ofensivo. Cualquier comentario con estas características será dado de baja. ENVIAR
Ficha del juego
Assassin's Creed Valhalla - PS4, XONE, SERIES X Y PC
Galerías
Assassin's Creed Valhalla - PS4, XONE, SERIES X Y PC
  • Empresa
    Ubisoft.
  • Origen
    Francia.
  • Fecha de lanzamiento
    10 de Noviembre de 2020.
  • Plataformas
    PC, PS4, ONE, PS5, SERIES X.
  • Descripción

    Desarrollado por el equipo responsable de Black Flag y Origins en Ubisoft Montreal, Assassin’s Creed Valhalla invita a los jugadores a vivir la saga de Eivor, un fiero guerrero Vikingo criado bajo las historias de batalla y gloria. Ofreciendo experiencia vikinga, el juego lleva a los usuarios a un dinámico mundo abierto ambientado en la brutal Edad Media de Inglaterra. Llega primero a PS4, Xbox Series X, Xbox One y PC el 10 de noviembre de 2020. Se espera una fecha para PS5.

Análisis mas votados

Todos | PC | PS4 | ONE | PS5 | SERIES X | PS3 | 360 | SWITCH | WII U | PS VITA | 3DS
>Juego >Puntaje